La Comunidad científica vuelve a dar la razón a los vecinos de Patraix
Fecha lunes, 15 de octubre a las 13:52:34
Tema Informes y articulos sobre salud


La Comunidad científica vuelve a dar la razón a los vecinos de Patraix. Los riesgos para la salud de los campos electromagnéticos son más que evidentes.


Un nuevo informe científico, “Bioinitiative: A Rationale for a Biologically-Based Public Exposure Standard for Electromagnetic Fields”, elaborado por 14 expertos mundiales en salud pública y campos electromagnéticos evalúa las evidencias científicas del impacto sobre la salud de este tipo de radiaciones (extrema baja frecuencia y radiofrecuencias).

Todos los científicos coinciden en destacar la inadecuación de los límites actuales, tanto lo que respecta a los campos de extrema baja frecuencia (emitidos por equipamientos, líneas y dispositivos eléctricos) como a las radiofrecuencias (fundamentalmente telefonía móvil). Los posibles efectos negativos pueden afectar al bienestar general, al desarrollo de numerosas enfermedades (entre otras leucemia infantil, cáncer, Alzheimer, …) e incluso provocar la muerte, especialmente en población con exposición permanente a tal tipo de radiaciones. La relación con todas estas enfermedades se ha evidenciado a niveles de exposición muy reducidos, más de 500 veces por debajo de las que defienden las compañías eléctricas, y más de 35 veces de las emitidas por la ST Patraix y la línea de alta tensión que le suministra energía.




El informe destaca que resulta imprescindible establecer nuevos límites que regulen la exposición a este tipo de radiaciones. Límites que debieran reflejar el estado de conocimiento científico actual sobre los efectos biológicos y sobre la salud, y basados en el Principio de Precaución. De forma más concreta, los límites debieran establecerse por debajo de los asociados al incremento del riesgo de sufrir leucemia infantil, añadiendo algún factor adicional de seguridad. No resulta aceptable construir nuevas líneas e instalaciones eléctricas que hagan que las personas vivan en entornos con niveles de exposición de riesgo (0.2 microteslas o superiores).

Desde una perspectiva de salud pública resulta imprudente desplegar tecnologías que incrementen el nivel de exposición a este tipo de radiaciones, particularmente las exposiciones involuntarias como es nuestro caso. Y los responsables públicos deben dejar de mirar hacia otro lado, coincidiendo con los intereses económicos de las compañías y abandonando a la población a su suerte, cumpliendo su responsabilidad de proporcionar entornos seguros y saludables a toda la población.

Puedes consultar un resumen del informe y/o consultar el original completo en este enlace.







Este artículo proviene de Subestacion Patraix Fuera
www.subestacionpatraixfuera.com

La direcci#243;n de esta noticia es:
www.subestacionpatraixfuera.com/modules.php?name=News&file=article&sid=183