RESPONSABILIDADES EN EL INCENDIO FORESTAL DE CASTELLÓN
Fecha viernes, 07 de septiembre a las 15:13:43
Tema Lo que dice la prensa


RESPONSABILIDADES EN EL INCENDIO FORESTAL DE CASTELLÓN

El incendio que la pasada semana calcinó unas 6.000 hectáreas en seis municipios de la comarca castellonenses de Alcalatén estuvo supuestamente originado por los trabajos de reparación que realizaba una empresa con sede en Murcia en un tendido eléctrico que transcurria por terreno forestal, en el término de Les Useres en la partida denominada Fuente La Ponsa.

La compañía, Montajes Eléctricos Montelpa S. L. con domicilio en la localidad de Jabalí Nuevo (Murcia), estaba subcontratada por IBERDROLA y operaba en una línea eléctrica a pesar de que la Comunidad Valenciana había decretado el nivel máximo de emergencia ante la amenaza de incendios.

Esta empresa no contaba con las autorizaciones administrativas para realizar los trabajos en zona forestal durante el mes de agosto y había sido decretado el nivel 3 de preemergencia, nivel máximo de alerta por riesgos de incendios forestales. La empresa responsable tampoco contaba con las mínimas medidas anti-incendios y al parecer actuó "con manifiesta imprudencia grave".


Los tendidos eléctricos pertenecientes a IBERDROLA se han convertido en un grave problema para el patrimonio natural de todos los valencianos, tendidos que, además de causar incendios, son un sumidero para las aves protegidas. Si las campañas millonarias de IBERDROLA para disfrazarse de verde se utilizaran en medidas correctoras y buena gestión, se evitarían gran parte de estos problemas.

La denuncia presentada por los Ayuntamientos de la zona y el Grupo de Estudio y Conservación de los Espacios Naturales (Gecen), por la comisión de un delito de incendio forestal y contra la protección de la flora y fauna, se dirige contra las personas físicas o jurídicas que resulten ser autores y responsables civiles del incendio.

Además, la empresa deberá garantizar la reparación de los perjuicios causados, por lo que debería realizarse una valoración económica del incendio que contemplase el impacto sobre la autorregulación de la vegetación, el valor ecológico de la fauna y de la flora, la valoración del arbolado singular, el valor recreativo, el valor social, el gasto por la extinción del incendio, y el gasto de la restauración y reparación de los terrenos forestales.


El causar un incendio de forma intencionada o por imprudencia está previsto y penado por el Código Penal vigente, que, dentro del supuesto de prender fuego a montes o masas forestales, distingue entre si llega o no a propagarse el mismo (arts. 351 a 355 C.P.). Aunque no llegue a propagarse, la conducta dolosa estará penada con prisión de seis meses a un año y multa de seis a doce meses. Si no existe acción voluntaria y positiva del autor, dicha conducta quedará exenta de pena.


Pero no opera igual cuando sí llega a propagarse, en cuyo caso el autor será castigado con la pena de prisión de uno a cinco años y multa de doce a dieciocho meses. Esta pena se impondrá en su mitad superior, si el incendio alcanza especial gravedad (cuando
afecte a una superficie considerable, cuando se deriven grandes o graves efectos erosivos en los suelos, cuando se altere las condiciones de vida animal o vegetal o afecte a algún espacio natural protegido, se ocasione un grave deterioro o destrucción de los recursos afectados o cuando el autor actúe para obtener un beneficio económico).

Si una pena de hasta cinco años de prisión puede parecer excesiva, sepan que aún estará más penada si ha existido peligro para la vida o integridad física de las personas, considerándose como delito de incendio castigado con la pena de prisión de diez a veinte años.

En cuanto a la responsabilidad entre la empresa principal (IBERDROLA) y la empresa subcontratista (MONTELPA, SL) hay que destacar la relación existente entre ambas, pues en el caso de infracción por parte de ésta, entre el infractor y el responsable civil existe un vínculo legal suficiente (un contrato). El hecho de que sean profesionales(?) en la realización de tareas en el monte en absoluto puede descartar que puedan originar un incendio, puesto que no resulta infrecuente, por desgracia, que los profesionales de todo tipo desoigan, en un momento determinado, las precauciones y cautelas que deben adoptar en la realización de sus tareas propias.






Este artículo proviene de Subestacion Patraix Fuera
www.subestacionpatraixfuera.com

La direcci#243;n de esta noticia es:
www.subestacionpatraixfuera.com/modules.php?name=News&file=article&sid=180